miércoles, 5 de enero de 2011

Tener un buen equipo de cocina

Para empezar, las técnicas más utilizadas en la cocina son: freir, cocer, asar y guisar.
- Para las sartenes hay que tener como mínimo 3 para freir.
Una grande y honda, donde freir patatas o diferentes frituras en abundante aceite (croquetas, empanadillas, fish and chips... etc).
Una mediana, muy útil para hacer tortillas, freir filetes de carne o pescado.
Una pequeña, que nos servirá para los huevos fritos, crepes, tortillas francesas, tortitas... etc.
Lo que hay que tener en cuenta sobre todo es que las sartenes tengan el fondo pesado y por supuesto sean antiadherentes (con el tiempo lo agradeceréis).
- Las cazuelas de guisar y asar tienen que ser de aluminio, de acero inoxidable, hierro... u otros materiales refractarios. Necesitamos tambien como mínimo tres piezas de 14, 19 y 24 cm. y cada una tenga su respectiva tapadera.
- Para las ollas de cocer necesitaremos tres de 2, 3 y 5 litros y nos vendrá muy bien para preparar purés, sopas, cocidos, pucheros y platos de legumbres.
- Un cazo nunca está de más por si necesitamos preparar salsas, huevos cocidos, almíbar para una macedonia, chocolate caliente, bechamel... etc.
- Una paellera grande por supuesto siempre debe de estar en un rinconcito de nuestra cocina esperando a ser usada.
- Un par de fuentes refractarias para el horno, una pequeña y alargada para la lasaña o canelones y otra grande para carnes al horno tales como pollo asado, pierna o paletilla de cordero, carne mechada... etc.
- Y no nos podemos olvidar de los pequeños utensilios que siempre nos echan una mano, tomemos como ejemplo el colador de tela metálica, el escurridor y centrifugador de verduras, el chino, el tamiz, una espumadera, un cucharón, el rallador, como no el mortero (mi fiel amigo), una picadora de carne, la tabla de cortar, un buen juego de cuchillos con su correspondiente machete y cortador de pan de hoja de sierra, un abrelatas y sacacorchos, la manga pastelera, moldes para bizcochos y flanes, un juego de cortapastas, un rodillo, el batidor de mano y eléctrico, unos cuantos cuencos para las salsas, las cucharas y tenedores de plástico o madera para remover guisos o estofados y para dar la vuelta a filetes de pescado o de carne, unas pinzas y por supuesto nuestros queridos salero y molinillo de pimienta.