jueves, 14 de abril de 2011

Pollo en pepitoria con garbanzos crujientes

Esta receta la tomé prestada de un cocinero que se llama Sergio de las mañanas de la 1 en saber cocinar, que cuando puedo lo veo y me encanta por la sencillez de las recetas y lo bien explicadas que están, además me lo paso muy bien con la que montan Mariló, el ciudadano García y Ana la nutricionista en colaboración con Sergio para elaborar cada día platos nuevos. Os recomiendo el programa porque no tiene desperdicio!
Y ahora vamos con la recetilla que está genial!!

Ingredientes:
500 grs. de pechuga de pollo, cortada en dados
½ cebolla picada fina
3 dientes de ajo, cortados en láminas
1 vaso de vino blanco
200 grs. de garbanzos remojados desde la víspera
Un puñadito de almendras picadas
½ pimiento rojo, cortado en daditos pequeñitos
1 hoja de laurel
Unas cuantas hebras de azafrán
Aceite de oliva
Un manojito de perejil, picado
Huevo cocido (opcional)
Harina
Elaboración:
En primer lugar en olla con agua ligeramente salada cocemos los garbanzos junto con la hoja de laurel sobre 1 y ¼ h. Enharinamos los dados de pollo y los salteamos ligeramente en una cazuela con un buen chorro de aceite de oliva y un poco de perejil picadito, pero no lo dejaremos mucho tiempo porque la carne quedaría un poco seca. Retiramos el pollo y reservamos. En la misma cazuela con un poco más de aceite de oliva, doraremos los dientes de ajo y las almendras picadas. Cuando veamos que las almendras comienzan a tomar color, añadiremos la cebolla y dejamos que poche. Pasado este tiempo, incorporamos a la cazuela el pollo, el vino blanco, dejamos que el alcohol se evapore y cubrimos con un poco de agua de cocción de los garbanzos, un pellizco de perejil picado y las hebras de azafrán. Dejamos a fuego lento unos minutos para que todos los sabores se mezclen bien.
Mientras tanto, en una sartén grande con un poco de aceite de oliva, doramos el pimiento rojo y los garbanzos unos cuantos minutos, para que se vuelvan crujientes por fuera y tiernos por dentro.
Emplatamos todo el conjunto y lo podemos servir con un poco de huevo cocido, picado por encima.