sábado, 2 de julio de 2011

Tajine de koftas de ternera

Curioso nombre para esta receta que esta vez no he seguido al pie de la letra ya que no dispongo de tajine, especie de cacerola de barro con forma de cono que se compone de un recipiente normalmente no muy alto y con una característica tapa cónica, aunque en realidad hace la función para despues de cocinar la receta en mantener el plato bien caliente hasta el momento de comerlo, muy habituales en la cocina magrebí. Se prepara de diferentes maneras adaptando el nombre a cada receta según los ingredientes utilizados.
Y los koftas que nos puede sonar a chino... son una especie de albóndigas muy habituales en Oriente Medio, la India y los Balcanes. Originariamente se hacían de carne de ternera o cordero, aderezada con especias y en ocasiones con cebolla picada, arroz, burghul (preparado a base de granos de trigo, tratados, precocidos y posteriormente partidos), verduras o huevo para formar una pasta que luego se asa. Hay variantes y según donde nos encontremos la elaboran de una manera o de otra por ejemplo en algunas partes de la India las elaboran de verduras o pescado cocinándolas al grill, fritas, al vapor, pochadas o marinadas y servidas con salsa especiadas. También estas variantes de elaboración son muy habituales en el Norte de África, en algunas regiones del Mediterráneo, en Europa Central y en Asia.
En Turquía existen unos 291 tipos diferentes de koftas y en los países árabes se elaboran en forma cilíndrica.

Ingredientes:
400 grs. de carne picada de ternera
500 grs. de tomates maduros, cortados en dados
1 cebolla picada
1 cuch. de comino molido
1 cuch. de comino en grano
1 cuch. de semillas de cilantro (coriandro)
Aceite de oliva
Un manojito de perejil picado fino
Sal
Elaboración:
Machacamos en el mortero las semillas de comino y de cilantro hasta que queden como polvillo, así conseguiremos sacar todos sus aromas.
Colocamos la carne picada en un bol junto con el preparado del mortero, un pellizco de sal y el perejil picado. Mezclamos bien con las manos y vamos haciendo bolitas en forma de pequeñas albóndigas (si nos mojamos ligeramente las manos en agua, evitaremos que la carne se nos quede pegada en las manos y podamos hacer mejor las bolas), dejamos reposar en la nevera unas 2 horas para que se impregnen todos los aromas y sabor en la carne.
Pasado este tiempo echamos un buen chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande y cuando el aceite esté caliente, sofreimos la cebolla hasta que comience a tomar color. A continuación añadimos el tomate picado y el comino molido, removemos bien e incorporamos 1/2 vaso de agua o caldo vegetal y dejamos cocinar unos 20 min. con la cazuela destapada hasta que el tomate se haya deshecho.
Luego echamos las bolitas de carne, tapamos la cazuela y dejamos cocinar otros 20 min. dándole la vuelta de vez en cuando para que la carne se cocine bien.

3 comentarios:

Mari Carmen Luna dijo...

que buena pinta que tiene....unnnn...que rica debe de estar...

Manu dijo...

Si, esta muy rico, sobre todo si buscas sabores exóticos, esta es una buena elección!! besos Mari Carmen!!

Silvia dijo...

Con lo que nos gustan en casa las especias seguro que esta receta triunfa!!!, gracias Manu, es ideal...Un beso