domingo, 29 de abril de 2012

Lubina al horno con tomillo y limón

Un plato de pescado al horno en mi opinión tiene que saber a pescado, valga la redundancia! Porque he visto que mucha gente tapa con salsas y aliños enmascarando por completo el sabor delicado de la carne de pescado! En realidad hay que ser cuidadosos con la elección de los demás ingredientes para no quitar protagonismo al producto principal en si! Así que para mi parecer, el tomillo y el limón por excelencia le vienen estupendamente sobre todo a la lubina, que no es difícil de cocinar pero si hay que conectar con su sabor para saber en realidad que necesita. Así tendréis el visto bueno de todos los comensales en casa o simplemente conectar con vuestro paladar!

Ingredientes:
2 lubinas de tamaño medio
2 buenas ramitas de tomillo fresco
2 dientes de ajo, pelados y laminados
Unas cuantas rodajas de limón en conserva (receta del blog)
Un pellizco de sal y pimienta negra recién molida
1 chile, sin semillas y picado finamente (opcional)
Aceite de oliva
Elaboración:
Para comenzar con la receta, tenemos que tener bien limpias las lubinas de tripas, sino sois muy hábiles con la limpieza del pescado, como siempre os digo, se lo pedís a vuestro pescadero/a que con unas palabras amables y una sonrisa no tendrá ningún problema en hacéroslo!
Precalentamos el horno a 180º C.
Ahora partiendo de que tenemos el pescado preparado, con un cuchillo le haremos unos cortecitos no muy profundos en la piel para que mientras se va cocinando, el sabor penetre dentro de la carne y vuelva aromático y sabroso el plato.
Echamos un buen chorrito de aceite en una bandeja grande de horno y colocamos dentro nuestras lubinas. En su interior echaremos un buen pellizco de sal, pimienta, un poco de ajo laminado, la ramita de tomillo y otro poco de aceite de oliva. Si queréis también le añadís un poco de chile picadito en su interior para dar un punto, pero claro está, si os gusta! Sino no es necesario ok?
Las rodajitas de limón en conserva las colocaremos partidas por la mitad en los cortes practicados en la piel, porque conforme se vaya cocinando el conjunto, los jugos irán entrando en la carne del pescado, dejándolo con un sabor riquísimo. También podéis poner un par de rodajitas de limón en el interior, eso potenciará mas aún los sabores.
Ya solo nos queda meter la bandeja en el horno y cocinar unos 20 min. aprox. dependiendo de lo grandes que sean las lubinas! (yo tengo un truquito para saber si el pescado está listo, y es observar los ojitos y si se han vuelto de color blanco, es que está cocinado bien!).


Nota: En la foto, podréis ver que el pescado descansa sobre una cama de patatas. Esto es opcional, simplemente como guarnición, si lo queréis hacer tal cual yo lo he preparado, entonces metéis unas rodajas de patatas en agua hirviendo ligeramente salada unos 10 min. para que se ablanden un poco y pierdan parte del almidón, así luego se cocinarán en conjunto con el pescado dando un aporte extra de sabor.

2 comentarios:

Jose Padilla Rodriguez dijo...

Muy buena receta, y sobre todo me ha llamado la atencion lo de los ojitos del pescado, un truco que no conocia, lo tendre en cuenta. Un abrazo.

Manu dijo...

Gracias Jose por pasarte por mi cocina! y me alegro que te haya gustado el truquito del pescado! un saludete y feliz semana!