miércoles, 16 de mayo de 2012

Paté de guisantes y habas frescas sobre tostadas

Esta receta no se puede hacer con guisantes y habas congeladas, es mejor esperar a la temporada e ir al mercado a comprarlos, o si tenéis suerte de tener un pequeño huerto o trocito de tierra, como siempre os digo, lo podéis plantar vosotros/as mismos. Es emocionante recolectar y comer tu propia verdura verdad?
Lo mejor de este plato es que no se pierde ningún rico nutriente de las leguminosas porque al estar en crudo va directo a nuestro organismo, aprovechando muy bien sus beneficios y no os preocupéis porque no sabe en absoluto a guisantes y hagas crudas, sino que se fusiona con los demás ingredientes haciendo una delicia que no olvidaréis su sabor y cuando pase la temporada, tendréis ganas de que vuelva de nuevo para hacerlo otra vez.

Ingredientes:
Guisantes y habas pequeñas frescas (un puñadito por persona)
Un manojito de hojas de hierbabuena
Queso parmesano grana padano
Aceite de oliva
Zumo de 1/2 limón
Unas rebanadas de pan
1 bola de mozzarella
Elaboración:
Si tenéis un buen mortero, pues machacamos las habas con los guisantes y las hojitas de hierbabuena bien hasta que quede una pasta tipo paté, sino tenéis un mortero potente, pues en el procesador de alimentos o con la batidora moléis bien hasta que quede una pasta fina. Ahora agregamos un poco de parmesano recién rallado, el zumo de limón y aceite de oliva. Probamos y vamos añadiendo un poco de queso si lo queremos mas acentuado de sabor o unas gotas mas de limón por si está flojito. Es ir jugando con el sabor y el gusto de cada uno. No le he puesto sal porque el queso es bastante salado de sabor y para mi, así está bien!
Este paté lo servimos untado sobre las rebanaditas de pan y un trocito de queso mozzarella encima, regando con otro poco de aceite de oliva para ligar los ingredientes.
Ya tendréis listo una cena rápida o un entrante fresquito para empezar la comida del mediodía con gusto!

5 comentarios:

Los blogs de María dijo...

ohhh q pintaaaaa

nebulina dijo...

Qué delicia de paté! La pena es que por aquí no encuentro habitas y guisantes frescos fácilmente...
Un beso!

Manu dijo...

Hola a los dos! Nebulina si no lo encuentras donde vives puedes prepararlo con los congelados, aunque no queda igual, pero vale también! Gracias por pasaros por mi cocina! ;)

Sacerdotisadeisis dijo...

¡Qué pinta! Hace poco vi una receta (no recuerdo donde) en la que preparaban un paté con guisantes y requesón. Al ver el tuyo me ha encantado esta idea. Sobre todo me he animado al ver que nos dices que no saben para nada a guisantes y habas crudos. Voy a aprovechar ahora que todavía se encuentran en el mercado frescos. Los tengo que probar. Ya te diré.

Un besito,

Sacer

Manu dijo...

La clave está en ir probando y añadiendo un poco mas de zumo, queso rallado o aceite hasta conseguir tu toque! Gracias por pasarte por mi cocina mágica Sacerdotisa y bienvenida! muaks