lunes, 17 de septiembre de 2012

Berenjenas a la parmesana

Berenjenas a la parmesana, en italiano melanzane alla parmigiana o parmigiana di melanzane, al igual que muchos otros, es un plato super conocido en la cocina de Italia casi presente en todos los menus de restaurantes y hogares por su sencilla elaboración, llegando a dar un resultado exquisito.
Dependiendo de en que ciudad nos encontremos, nos dirán que se prepara de una forma u otra, pero lo que no cambia son las berenjenas, la salsa de tomate, las hierbas aromáticas como albahaca, orégano... y el queso parmesano. Aunque si nos trasladamos a la isla de Cicilia o la región de Puglia el queso que se le pone es pecorino de oveja.
Todos los habitantes de Italia dicen lo mismo: La parmigiana di malanzane deve mangiare direttamente dal forno si raffreddi prima di (Las berenjenas a la parmesana hay que tomarlo recién sacado del horno antes que se enfríe). Pero si os digo una cosa, lo he probado también frío y no está nada mal, será cosa de gustos!!
Y de donde le viene el nombre a este rico plato de verduras? Pues una versión cuenta que tiene su origen en la ciudad de Parma y a la costumbre que hay allí de cocinar las verduras en rodajas a la parrilla o al horno. Otra versión nos dice que el nombre se debe al uso del queso parmesano como ingrediente principal y que también nació en la misma ciudad de Parma. O bien que deriva de la palabra parmiciana, proveniente del dialecto siciliano y sirve para denominar a las persianas de las ventanas fabricadas antiguamente con finas tiras de madera que se subían y bajaban con ayuda de una cuerda. Estas láminas de madera recuerdan a las rodajas de berenjenas colocadas en capas para elaborar esta receta.

Ingredientes:
2 berenjenas grandes
Queso parmesado grana padano
1 bolita de queso mozzarella fresca (opcional)
Un buen puñado de pan rallado
Sal
Para la salsa de tomate:
1 lata de tomate natural triturado (800 grs.)
1 ramita de romero fresco, picado fino
2 dientes de ajo, pelados y laminados
1 cebolla mediana, picada finamente
1 pimiento verde, picado fino
2 tomates secados al sol, picados (elaboración en el blog)
Un puñadito de orégano seco
1/2 vasito de vino tinto de buena calidad
Sal y pimienta negra recién molida
2 cuch. de alcaparras en vinagre, escurridas y picadas toscamente
Unas cuantas hojitas de albahaca fresca, picadas
Elaboración:
Yo normalmente suelo por costumbre pelar las berenjenas para este tipo de preparaciones, porque en el restaurante donde trabajaba el chef jefe decía que era necesario, ya que podía resultar indigesta para algunas personas, pero sino tenéis problemas con la piel, pues la dejáis y listo! Cortamos las berenjenas en rodajitas de medio cm, aprox. y las salamos por las dos caras colocándolas en un colador grande o sobre un bol y dejamos reposar para que vayan soltando la humedad que contentan, quitarles el amargor del sabor y a la vez evitar que se oxiden, volviéndose oscuras de color.
Como la salsa de tomate requiere mas tiempo de preparación en esta receta, pues comenzaremos con ella; así que echamos un buen chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande y en cuanto tome temperatura, echamos el romero picado para aromatizar el aceite y saltearemos la cebolla y el pimiento hasta que veamos que la cebolla torna trasparente. Luego añadimos los dientes de ajo laminados y dejamos 1 min. para que tomen color (los ajos no los he añadido al principio ya que suelen dorarse mas rápido que las demás verduras y podría llegar a quemarse, estropeando por completo nuestra salsa de tomate italiana).
Pasado este tiempo, incorporamos las alcaparras picadas y el vasito de vino tinto dejando que el alcohol se evapore por completo. Incorporamos el tomate de lata, los tomatitos secados al sol, el orégano seco y salpimentamos al gusto. En este punto es cuando dejaremos cocinar bien unos 30 min. removiendo de vez en cuando para evitar que se queme la salsa y vaya espesando poco a poco, porque no hay nada peor que un relleno de este tipo y que esté demasiado líquido verdad? Upsss!
Unos 5 min. antes de terminar, añadiremos las hojas de albahaca fresca picadas a la salsa de tomate y marcará con diferencia el sabor final del relleno, haciéndolo mas apetitoso y aromático!
Mientras la salsa se está cocinando a fuego lento, es momento de dedicar atención a las rodajitas de berenjenas que nos están esperando. Las lavamos bien bajo el grifo para retirar la posible sal y secamos con papel de cocina, quitando la humedad que tengan. A continuación las iremos dorando en la plancha bien caliente por las dos caras hasta que veamos que están en su punto (esto lo tendremos que hacer en varias tandas, porque seguramente no quepan todas a la vez, así que poco a poco y con mucho cariño).
Ahora es cuando ha llegado el momento del montaje culinario de estas ricas berenjenas a la parmesana, así que vamos colocando una capa de rodajitas de berenjenas asadas al grill en la bandeja elegida y cubriremos con unas cuantas cucharadas de salsa de tomate, espolvoreamos un poco de parmesano recién rallado y volvemos a cubrir con otra capa de berenjenas y salsa de tomate, así sucesivamente hasta llegar al final, donde esparciremos el pan rallado por toda la superficie, colocamos la bolita de mozzarella en rodajas y volvemos a espolvorear con otro poco de parmesano grana padano rallado.
Metemos todo esto en el horno con la posición de gratinado y horneamos hasta que la superficie quede dorada y burbujeante. Ya solo me queda deciros que... A comer chicos/as!



Nota: Esta receta se la quiero dedicar a mi amiga Laura del blog "Cocinar es ponerse", porque me apoyaste mucho con la campaña de "happy eggs" y siempre has estado ahí! Que sepas que te agradezco un montón todo y también darte las gracias por nutrirnos tanto en las fotos preciosas como la elaboración muy bien explicada de todas tus recetas! Se bien que eres una gran amante de la cocina italiana y por eso he elegido esta receta como dedicatoria, ya que me pareció acertada! Espero y deseo que te guste. Desde aquí te mando un besote fuerte y a seguir cocinando!

8 comentarios:

Helena dijo...

Manu, es una receta riquisima muy mediterranea, muy rica.. te ha quedado genial, besitos!!

Maria Teresa dijo...

Desde luego Manu me ha gustado mucho esta forma de hacerlas, estoy un poco harta de fritas o a la plancha, y el tomate le dará un poco más de gusto y con el quesito ya de escándalo.
Mira que eres buena persona, siempre con una palabra bonita y amable para cualquiera de nosotras, de tus amigas cocinillas.
Pon la cara que te dé un beso y un abrazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

mar dijo...

vaya receta rica, de las que a mi me gustan :) viva el queso ! vivan los happy egs y viva toda la cocina ;) me ha encatado tu recetina

Belen dijo...

Con lo que nos gustan las berenjenas, por supuesto que probaremos tu receta. Hoy las cenamos rellenas de salchichas...
Saludos

Manu dijo...

Muchas gracias chicas! veo que también sois seguidoras fieles de esta estupenda verdura como es la berenjena! pues bienvenidas al club de la rica berenjena! jejejejeje
Si que es diferente y si os animáis a prepararla os encantará, estoy seguro! un beso fuerte y os deseo un feliz día mágico de septiembre! ;)

Tuonela dijo...

Qué ricas Manu, me encanta este plato :) Lo del pecorino no lo sabía, me lo anoto porque es un queso que me gusta mucho!

He estado de vacaciones una temporada y he desconectado del todo, voy a ponerme al día :)

Un besote.

Lauchy Mc dijo...

Muchas gracias Manu!! me han agradado mucho las palabras que me dedicas!! un saludo y un beso enorme!!!
p.d. esta parmesana me pone ojitos...

Manu dijo...

Tuonela bienvenida de nuevo a estas tierras gastronómicas! Te echaba de menos desde hacía tiempo, que lo sepas y estoy feliz de que estés de vuelta otra vez!
Laura, me alegro muchísimo que te haya gustado la dedicatoria, quería tener un detalle con las personas que me habéis ayudado con todo este "tinglao" jejejeje
Un beso fuerte para las dos!