domingo, 25 de septiembre de 2016

Ensalada de melón y menta con aliño de miel y lima

Hoy he preparado una refrescante y sencilla ensalada de melón con un toque fresco de menta, todo aderezado con miel y lima; así despertar el paladar a nuevos sabores.
Aún recuerdo en la escuela de cocina, aprendí a usar la cuchara parisien, también llamada cuchara parisina, parisienne o sacabolas de frutas... y os enseñaré tal cual me enseñaron a mí, cuando era un aprendiz, a saber de este utensilio y sus usos en la cocina.
La cucharilla parisina es un utensilio con forma de pequeña copa de hoja media esfera, que se emplea para dar forma de bolas a vegetales, frutas u otros alimentos blandos. Y si estáis pensando de que es un cacharro complicado o complejo de usar, estáis equivocados/as, pues es sencillo, tan sólo debéis de pensar que es como una simple cuchara, clavar un extremo en la superficie del alimento elegido y rotar sobre sí mismo hasta obtener una bolita perfecta. Clavar, girar y sacar la bolita!! Sino tenéis práctica, podéis probar con una fruta indicada para ello, como por ejemplo melón o sandía!
Normalmente en el fondo de la cucharilla parisina, veréis que existe un pequeño agujerito; es para evitar que haga "vacío", y así salgan unas preciosas bolitas .
En la escuela de cocina donde estudié, mi maestro Chef me decía siempre que era buena idea mantener la cuchara parisina en remojo con agua, antes de proceder a sacar algunas bolas de los alimentos, pues el agua ayuda para que las bolas salgan mejor y se suelten de la cucharilla. Ok, es un apunte, por si lo queréis tener en cuenta! :)
Esta cucharilla es tan popular en la cocina francesa que incluso se le da nombre al plato, es decir, podremos sacar unas bolas de verduras como las patatas, para crear una guarnición y acompañar un solomillo de ternera, lo que llamaríamos en la presentación del plato como "Solomillo con patatas parisienne" (es una pijotada, estoy de acuerdo, pero la cocina francesa es así).
Y para terminar con la teórica, me queda animaros a conseguir una cucharilla parisina, pues es muy útil y daréis un buen uso en vuestras cocinas, además por un par de euros tendréis una de buena calidad. Buscad bien y hallaréis!

Ingredientes:
1/2 melón dulce, de la variedad Galia, sin pepitas
Un manojito de hojas de menta
2 cuch. de miel
El zumo de 1 lima
Elaboración:
Antes de daros la receta de esta sencilla ensalada, os aconsejo que tengáis un par de horas en la nevera la mitad del melón, así estará frío en el momento de servir y no soltará tanta agua cuando preparemos la ensalada.
Mientras tanto, mezclamos en un bol el zumo de lima y la miel hasta que todo quede homogéneo. Probad y rectificar de sabor añadiendo un poco más de cada ingrediente si fuese necesario.
Ahora con la cuchara parisina, iremos sacando suavemente y con cuidado bolitas de la mitad del melón e ir colocándolas sobre un plato. Una vez terminado este entretenido trabajo, regaremos con el aliño reservado y espolvorear por encima con las hojas de menta. Listo para comer!




Sugerencias: Os comenté antes que he usado para la receta melón Galia (es la variedad que me encanta), pero vosotros/as quedáis libres de emplear Piel de Sapo, Cantaloup, Melón Amarillo, Ambrosía, Sprite, Charentais... etc.

Y esta es mi cucharilla parisina, para que sepáis como es!