lunes, 3 de enero de 2011

Breve historia del queso feta

Este queso es típico de Grecia, Turquía y Bulgaria, pero su origen en Grecia en los campos del Peloponeso. Se trata de un queso que se cura en salmuera, tan tradicional que aparece descrito cientos de años, remontándose por lo menos a la Antigüedad homérica.
El original se prepara con leche de oveja aunque puede encontrarse variedades con leche de yegua, vaca y cabra. Tiene un sabor muy característico por ser un queso muy salado y ligeramente ácido.
Es un queso blando, sin piel que puede presentarse en porciones rectangulares o en forma de cuñas.
Forma parte de la cocina griega desde tiempos remotos, servido en ensaladas o las famosas tortas griegas llamadas spankotiropites.


Sugerencia: Cuando fuimos de viaje por Atenas, nos lo sirvieron en una ensalada de pepino, tomate y orégano regado con aceite de oliva y unas gotitas de vinagre balsámico. Y también macerado en aceite de oliva y orégano... impresionante!