viernes, 28 de enero de 2011

Manzanas al horno rellenas de crema pastelera

Casi siempre que hago manzanas al horno solo les pongo un poco de licor por encima, una cucharadita de azúcar y un palito de canela. No estan mal del todo pero creo que algo aburridas si que quedan y como me encanta hacer recetas nuevas, pues me atreví con esta.
Nunca había preparado crema pastelera en casa, ya que a todo el mundo que le he preguntado me han dicho: no es complicada de hacer, pero tienes que tener cuidado de que no se te corte... uff que fastidio pasarte un buen rato preparando la crema y al final no te sale... pues ya he encontrado un truquito para que eso no ocurra. Manos a la obra!

Ingredientes:
2 manzanas golden, lavadas y sin el corazón
150 grs. de azúcar
50 grs. de harina de trigo (de repostería)
3 huevos ecológicos
1/2 litro de leche entera
1 cuch. de canela molida
1 cuch. de azúcar avainillado
2 cuch. de harina de maiz (maizena)
Una nuez de mantequilla
Elaboración:
Precalentamos el horno a 190º C. Luego horneamos unos 10 min. las manzanas vigilando que no se cuezan demasiado, ya que queda la pulpa demasiado blanda.
Mientras tanto vamos a preparar la crema pastelera y necesitaremos en primer lugar colocar una cazuela llena de agua por la mitad al fuego hasta que rompa a hervir.
En un cazo que quepa bien en la cazuela, porque la crema la vamos a preparar al baño María, mezclaremos el azúcar con los huevos hasta que se nos quede una masa homogénea. Ahora incorporamos la harina tamizada (muy importante para que no se formen grumos), la leche, la canela y el azúcar vainillado. Colocamos el cazo dentro de la cazuela con el agua hirviendo y con ayuda de la varilla batimos con mucha energía hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
Pasado un ratito y sin parar de remover, le vamos incorporando muy despacio la harina de maiz tamizada también, e iremos viendo como nuestra crema empieza a espesar. Nos debe de quedar una crema suave pero espesa.
Sacamos las manzanas del horno y dejamos enfriar.
Cuando consigamos la textura de la crema que queremos, retiramos del fuego y añadiremos la nuez de mantequilla. Dejamos reposar tapada con un pliegue de film transparente para evitar que se forme costra en la superficie.
En el momento que la crema esté completamente fría, rellenamos con ayuda de una manga pastelera las manzanas y decoramos al gusto.


Sugerencia: Si os sobra algo de crema pastelera la podéis aprovechar rellenando un bizcocho, sobre magdalenas, en una macedonia de fruta.... las posibilidades son miles!