domingo, 27 de febrero de 2011

Azúcar avainillado casero

El azúcar avainillado es muy sencillo de hacer y nos puede durar mucho tiempo, pues nos servirá para aromatizar tartas, bizcochos... y solo necesitaremos usar una cucharadita en cada postre.
Solo necesitamos una vaina de vainilla (no son muy baratas que digamos pero merece la pena romper la hucha del cerdito y comprar un paquetito), por cada kg de azúcar. Metemos en un robot de cocina o una picadora el azúcar junto a la vaina de vainilla y trituramos hasta que veamos que la vainilla se ha picado y mezclado bien con el azúcar. Luego lo echamos en un tarro con tapadera y dejamos en nuestra despensa mínimo 2 meses antes de usar. No os vais a arrepentir, os lo aseguro...
En esta receta he utilizado azúcar moreno, pero podéis usar la que queráis, el resultado es el mismo.


Nota: La diferencia entre azúcar vainillado y azúcar avainillado es que el vainillado es una mezcla de azúcar en grano (cristalizado) o glass (en polvo) con un mínimo de 10% de vainilla seca molida o vaina de vainilla y el avainillado es una mezcla de azúcar en grano (cristalizado) o glass (en polvo) con un mínimo de 2% de vainilla seca molida o vaina de vainilla.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Gracias Manu!!!!, me encanta la idea...es genial, así que la pondré en práctica. Un saludo!, Silvia.

Manu dijo...

Estoy muy contento de que te haya gustado Silvia, la verdad es que es una experiencia reconfortante poder elaborar este tipo de cositas en casa porque así ponemos todo el amor y alegría en ello!
Un saludo!!