sábado, 19 de marzo de 2011

La despensa

Organización de la despensa
Casi en todos los hogares existe un sitio reservado para el almacenamiento de los alimentos donde se guardan las provisiones esperando a ser utilizadas en la cocina.
Aunque ya casi no existe aquellas grandes estancias o cuartos junto a la cocina en casa de nuestros padres y abuelos donde se solían guardar todos los productos de temporada fruto de la recolección del campo o de la huerta que hacían la vida más fácil para los duros y frios días de invierno.
Hoy día existen pequeños cuartos o cajones donde podemos conseguir tener una buena y provechosa despensa. A parte de las estanterías con baldas de diferentes alturas, deberíamos contar con un cajón para los tubérculos tales como patatas, zanahorias... o también se puede colocar en el suelo sobre un par de pliegues de papel de periódico para evitar el contacto directo sobre él.
Un par de ganchos que cuelguen del techo o la pared nos vendrá de lujo para colocar los embutidos o algunos alimentos secos que se recolectan una vez al año como ristras de ajos, cebollas, pimientos choriceros, chalotas, sarmientos de chiles... e incluso hirbas aromáticas que pueden ser colgadas en bolsas de tela para que tengan ventilación.
Si disponéis de una habitación como despensa, hay que asegurarse de que es oscura, tenga un ambiente seco y una temperatura constante. Y si en vez de despensa disponéis de un armario o alacena debe de existir una temperatura uniforme, un ambiente seco, fresco y bien ventilado.
Sobre todo debemos de hacer una buena rotación de los productos y tener apuntadas las fechas de caducidad.

La despensa bien abastecida
En la despensa nunca debe de faltar productos básicos como arroz, patatas, zanahorias, pastas, harina, azúcar...etc, que son fundementales para el día a día.
Y como no, una buena garrafa de aceite de oliva y otra de aceite vegetal o de girasol. Algunos productos en conservas, un buen surtido de hierbas arómaticas secas y especias, pastillas de concentrado de carne, pescado y verduras para realzar el sabor de los platos más suaves.
Hay que tener un rinconcito en la despensa dedicado a botes de frutas en almíbar o al natural, frutos secos, chocolate... que nos ayudarán cuando tengamos que hacer postres.
Aunque no es conveniente comerlos muy a menudo por su alto grado de calorías también es necesario tener algún que otro bote de callos, fabada, verduras... que nos sacará de un apuro los días que tengamos poco tiempo para cocinar.

8 comentarios:

copia cocina dijo...

Pero que bonito ,muy sencillo como a mi me gusta.Que sorpressa me acabo de llevar,con el blog,gracias Manu,muchas felicidades por tu santo espero que pases un dia muy feliz,un besito¡¡

Manu dijo...

jejejeje... que va mi santo es el 1 de enero, me llamo Manuel Jesús, pero gracias por las felicitaciones que nunca vienen mal, jajaja,, un beso chicas!!

lola laffarga dijo...

muy bueno esta entrada. a ver si compro una buen armario que me sirva de despensa! falta de sitio en la cocina, qu sino..........

Samhaim dijo...

Una explicación muy completa Manuel, por cuestiones de espacio, hoy dia, no se le da mucha importancia a las despensas y a los lugares de almacenamiento de víveres ¡que barbaridades se ven en las distribuciones! frio-calor, agua-electricidad, conservas-perecederos....uffffff.
He tenido la suerte de haber podido diseñar mis cocinas y mentalizo a mis hijos arquitectos para que piensen en esos detalles desde el punto de vista del ama de casa.
Feliz fin de semana.
Un abrazo

mar dijo...

Manu, la tienes muy bien, yo soy de las que un dia la ordeno super bien y a los dos dias ya lo tengo todo revuelto. Me ha gustado esta entrada :)
hoy me toca hacer para el cumple de mañana: tarta, galletitas de mantequilla con frutas confitadas y glasa de limon y turron de nata nuez
una cata de todo un poco. besucos

Manu dijo...

Yo antes era un trastos, pero dos veces que me pasé la tarde entera buscando un paquete de pasta, al final opté por tomar esta alternativa que no cuesta nada y al final se agradece, pero un montón! un beso chicas!

Los blogs de María dijo...

Mi despensa está llena de botes como tu los tienes, es lo mejor

Manu dijo...

Si desde luego, así está todo ordenado, como siempre digo: para no perderse en la cocina! ;)