sábado, 19 de marzo de 2011

La vida en la nevera

En este lugar es donde viven parte de los otros alimentos que en cierta manera son mas delicados y necesitan de una temperatura mas baja para conservarlos, tales como leche, quesos frescos, algunas verduras como acelgas, tomates, pimientos... botes de conservas abiertos, zumos...
Un buen consejo es cuando abramos una lata de conservas y no la vayamos a consumir toda, antes de meterla en la nevera hay que cambiarla a un recipiente de plástico o de cristal pues no es recomendable dejarlo en la misma lata.
Los alimentos siempre deben de entrar en la nevera cubiertos con papel de aluminio o papel film para que los olores y sabores no se mezclen entre si.
Nunca puede faltar como mínimo una docena de huevos ecológicos de gallinas criadas en libertad.