viernes, 12 de agosto de 2011

Cazón en adobo

El cazón o tiburón vitamínico (Galeorhinus galeus) vive en aguas templadas de todo el océano atlántico y aunque pertenece a la familia de los tiburones es una de las especies de menor tamaño. Se caracteriza por tener un cuerpo grande, aplastado y largo con cabeza redondeada acabada en punta, aletas grandes y piel de color gris plateado.
Se alimenta de crustáceos, moluscos y pequeños peces, pudiendo alcanzar los 2 metros de longitud y los 20 kg. de peso.
Se suele pescar con palangre o pesca de arrastre ya que pasa la mayoría de su vida en los fondos marinos y a bastante profundidad. Su pesca es muy común en la bahía de Cádiz donde es muy apreciado, pero siempre en la época migratoria que suele coincidir en los meses de verano.
Tiene una carne blanca, tersa, magra y fibrosa por eso es ideal para cocinarla en guisos prolongados o frituras ya que esta se mantiene firme.
Hasta hace bien poco solo se vendía y consumía en Andalucía ya que en el resto de la península, creo que lo desconocían, pero cada vez mas está tomando protagonismo en todos los bares de tapas y restaurantes de nuestro maravilloso país, siendo el plato estrella en los chiringuitos y terrazas con una buena cerveza bien fría.
Dicen las malas lenguas que esta forma de cocinar el pescado proviene de la costumbre de algunos bares o restaurantes, cuando se les quedaba el pescado atrasado para ir sacándolo lo preparaban de esta forma así camuflaban algún posible mal olor debido a su poca frescura... yo no voy a entrar en polémica ya que tengo la certeza de donde voy a comerlo lo preparan fresco o si no os fiáis, pues os dejo la receta y como en casa en ninguna parte!

Ingredientes:
500 grs. de cazón limpio y cortado en dados medianos
Un buen puñado de orégano seco
1 vaso de vinagre de vino blanco
1 vaso de agua
3 dientes de ajo, pelados y laminados
Un pellizco de sal
1 cuch. de pimentón dulce
Harina para rebozar
Aceite de girasol o vegetal para freir
1 limón cortado por la mitad
Alioli casero para acompañar (receta del blog)
Elaboración:
Tengo que deciros que esta receta es para hacerla de un día para otro porque el pescado necesita bastante tiempo que reposo en el adobo para que tome todo el sabor.
En un cuenco grande colocamos los dados de cazón junto con el orégano, los dientes de ajo, un pellizco de sal y el pimentón dulce. Removemos un poco y agregamos el vinagre y el agua, volvemos a remover bien y dejamos como dije antes reposar tapado con un pliegue de papel film en la parte de inferior de la nevera.
Al día siguiente echamos en una sartén un buen chorro de aceite de girasol y lo ponemos a fuego medio. Mientras tanto escurrimos bien los dados de pescado y los pasamos por harina, friéndolos posteriormente en el aceite bien caliente. Conforme los vayamos sacando, los colocamos sobre papel de cocina para retirar el sobrante de aceite.
Lo acompañamos con el limón cortado en mitades, el alioli casero y la bebida la ponéis vosotros... buen provecho!!

5 comentarios:

Piligoto dijo...

Muy rico este adobo yo lo hago así también y queda buenísimo. Los boquerones también los suelo poner con el adobo y están riquísimos. Besos.

ANA SEVILLA dijo...

YO LO HAGO EN ADOBO, PERO DIFERENTE, ME APUNTO TU RECETA, MANU, QUE TIENE QUE GUSTARME, BESINESSS

Manu dijo...

Muchas gracias! si os digo la verdad, me pierde este plato. Ya desde pequeño era uno de mis favoritos y recuerdo cuando iba con mi madre a la freiduría del pueblo para comprar un papelón de adobo de pescado... que buenooo!!

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

El cazón por aquí no se ve mucho y este plato me parce delicioso..a ver si logro conseguirle y la preparo.

Saludos
Carmen

Manu dijo...

Hola Carmen! lo puedes hacer con otro pescado si quieres pero tiene que tener la carne firme para que no se rompa durante la fritura. En mi tierra se hace con cazón porque es muy baratito y asequible a todos los bolsillos además de bueno! te deseo mucha suerte en tu busqueda y espero que lo encuentres y cuando lo prepare me cuentes que te ha parecido! un saludito!!