miércoles, 28 de agosto de 2013

Semi helado de stracciatella

Básicamente el nombre stracciatella proviene de la palabra italiana stracciato que viene a significar "en trozos" o "partido en pedazos"; usada para definir una receta de sopa romana que se prepara con la base de un caldo de pollo o verduras, corteza de queso parmesano, un toque de nuez moscada y en alguna que otra ocasión semolina para aportar espesor.
Justo antes de terminar se le añade huevo batido, removiendo con energía para incorporarlo; por la acción del calor, este comienza a cuajar formando pequeños grumos (cuajada de huevo), e ahí el encanto del plato en los comensales de encontrarse estos tropezones, dando un atractivo especial y gustoso a la receta.
Además os quería contar que he encontrado información acerca de una variedad de queso mozzarella que también se llama Stracciatella, quizás por ser el ingrediente principal del plato llamado burrata, nacido en la comarca de Murgia, región de Apulia (Puglia) al sur de Italia. Curiosamente la burrata es un queso fresco de pasta hilada que se sumerge aún caliente en suero o agua ligeramente salada, luego se amasa y estira hasta obtener un saquito donde se rellena a su vez con restos de queso mozzarella sobrante y crema de leche; se cierran atándolos en el extremo superior con tiras de hojas de asphodelus (planta que se cría en el sur de Italia) en la punta y se conservan hasta su consumo en los días siguientes! Pero os lo contaré mejor en otro momento en mi 2º blog: la abadía de los quesos, por ahora vamos a seguir en camino de averiguar el origen de nuestro delicioso postre italiano!!
Ok, hasta ahora estaréis pensando: tío qué tiene que ver lo contado con el helado stracciatella?? Trankis, todo está relacionado, ya veréis...
Allá por el año 1962 el conocido heladero de la época Enrico Panattoni en el obrador de su famosa heladería llamada "La Marianna" ubicada en la ciudad de Bergamo al norte de Italia, andaba buscando nuevos sabores para las creaciones futuras y mezcló fior di latte (queso cremoso muy usado antaño para la preparación de helados, en la actualidad sustituido por nata), con yema de huevo, leche fresca, azúcar y pedacitos de chocolate negro, donde resaltaba en el fondo blanco de la preparación los trocitos oscuros del chocolate. Esto le llevó al recuerdo de la sopa de stracciatella; bautizando así el postre y convirtiéndose desde entonces en uno de los helados mas conocidos por todo el mundo. Hoy en día sigue abierta la heladería "La Marianna" dirigida por el hijo de Enrico, Fabrizio. Así que si vais de viaje a Bergamo, tenéis una parada obligada en este sitio donde nació tal delicioso helado!!
Quiero puntualizar que no he usado yema de huevo en la receta, pues no suelo trabajar con este ingrediente cuando preparo postres helados, aunque si os parece podéis incluirla para dar un toque en textura sedosa.
Cuando os metáis la primera cucharada de este semi helado de stracciatella en la boca, notaréis una fusión suave y cremosa con la dureza de los trocitos de chocolate, un auténtico baile en vuestro paladar de sabores que no olvidaréis jamás!!

Ingredientes:
250 grs. de queso ricotta
300 ml. de nata para montar (35% mínimo m.g.)
4 cuch. de azúcar blanco
2 cuch. de vin santo o vino dulce
125 grs. de chocolate 70% pureza, picado en trocitos
Frutas del bosque congeladas y unas hojas de menta (para decorar)
Elaboración:
Mezclamos en un bol o recipiente apto para el congelador (en mi caso he usado cápsulas de magdalenas de silicona), la nata con el azúcar removiendo suavemente para que esta se disuelva y no encontrar gránulos. Luego agregamos el queso ricotta desmenuzado y dejaremos en la nevera aprox. 1 hora reposar.
Pasado este tiempo, añadir el vin santo y batimos hasta que monte firme; incorporando las pepitas de chocolate y con movimientos suaves y envolventes iremos mezclando hasta quedar homogéneo (podréis ayudaros de una lengua de pastelería o cucharón grande). Metemos al congelador y dejamos como mínimo 2 horas aprox. (depende de cada máquina), removiendo cada media hora para evitar que se congele del todo, porque no queremos un helado, sino un "semi". Así que en cuanto tenga una textura ligeramente firme pero que podáis hundir la cuchara con facilidad, significará que está listo para tomarlo. Decoramos con las hojitas de menta y servimos acompañado de las frutas del bosque congeladas que darán un precioso color al plato y un toque ácido de sabor!!


7 comentarios:

Belen dijo...

Y yo que acabo de cenar pero sin postre.......voy a por algo que el helado no sale de la pantalla.
Bss

laurilla fondant dijo...

Me ha encantado la información que nos das en la entrada, la verdad es que no tenía ni idea de dónde podría venir y significar esa palabra.
Esos helado debían estar riquísimos y la forma es de lo más original. besos!

Mou dijo...

tengo que hacerlo si o si, y con la informacion del principio un diez!!!

Ana Melm dijo...

Vaya historia más curiosa la de la stracciatella...

Aunque por elegir, me quedo con el semihelado, tiene muuuy buena pinta.

Manu dijo...

Gracias chicos/as! Me alegro mucho que os haya gustado tanto la receta como su intro. Ahora tendréis que animaros a preparar este postre fresquito que todavía quedan días de verano por delante!! ;)

restaurantes en bilbao dijo...

está vea mejor
gracias por compartir

Manu dijo...

Saludos restaurantes en Bilbao y feliz fin de semana mágico desde mi cocina!! :)