miércoles, 15 de enero de 2014

Pan indio naan

Hace ya muchísimos años que en casa suelo preparar diversos panes y últimamente estoy leyendo en muchos blogs amigos la pasión por el pan casero, lo cual me encanta!! En esta ocasión os enseñaré una receta ideal para los que comencéis en el mundillo del pan por lo sencillo que resulta, entendiendo bien la curiosa y mágica transformación de la masa en cada paso, pero escapando del clásico pan de toda la vida. Una aromática torta de pan que hará feliz a quien lo pruebe, os lo prometo!!

Ingredientes:
300 grs. de harina de trigo
1/2 cuch. de levadura seca de panadería
Una pizca de sal marina
1 cuch. de azúcar blanco
150 ml. de agua tibia
Un pellizco de coco rallado
1/2 cuch. de semillas de comino
1/2 cuch. de semillas de hinojo
Un chorrito de aceite de oliva
1 cuch. grande de yogur natural
Elaboración:
Para ir comenzando con la preparación de nuestro estupendo pan naan tendremos que disolver el azúcar en el agua con la levadura y dejamos reservado a un lado.
En el mortero majar las semillas de comino e hinojo con la sal y el coco rallado; esto hará que salgan todos los aromas de las especias a golpe de mazo y aromatizará la masa del pan, ya veréis!!
En un bol ponemos la harina con las especias del mortero, remover bien y formamos en el centro un huevo como si fuese un volcán, agregando el aceite de oliva, la cucharada de yogur y el vaso de agua tibia con la levadura. Ahora con ayuda de un cucharón ir mezclando de fuera hacia dentro hasta unir todos los ingredientes y nos quede una masa pegajosa. A continuación sacamos a la mesa de trabajo enharinada y le damos un buen amasado como si fuésemos hacer pan; ok estamos haciendo pan!! (jejejeje que tontada por mi parte).
Pasado unos 15 o 20 minutos de amasado, veremos que la masa se ha vuelto suave y elástica, pues la espolvoreamos con un poco de harina y devolvemos al bol, tapando con un paño de cocina húmedo y dejaremos reposar para que leve, duplicando su tamaño aproximadamente 1 hora y media en un lugar cálido de la cocina, evitando las corrientes de aire.
Pasado este tiempo, sacar de nuevo la masa a la mesa de trabajo y le damos otro amasado ligero, simplemente para quitar aire del interior. Con un cuchillo bien afilado dividir la masa por la mitad y luego cada mitad cortada por medio, así hasta que nos queden trocitos mas o menos del tamaño de una pelota de tennis. Con la palma de las manos tendremos que darle forma redondeada y luego aplastamos hasta formar una torta alargada.
En su origen este pan se cuece en el horno tandoor, pero es obvio que en casa no tengo, así que se coloca una sartén antiadherente a fuego medio y en cuanto tome temperatura, iremos cocinando las tortas de pan naan por tandas hasta ver que doran por ambos lados. Retiramos del fuego, dejar templar y a comer con un buen plato hindú!!



3 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Que sabroso con un poco de aceite y un buen jamón.Besosss

Naroa Calatayu dijo...

que pinta !!!!, debe estar exquisito, besos

Manu dijo...

Animaos a prepararlo, os encantará!!