domingo, 20 de marzo de 2016

Extracto de vainilla casero

Preparar extracto de vainilla casero es más fácil de lo que os podéis imaginar, ya que al venderlo con precios tan elevados en los supermercados, podéis pensar que la vainilla pasa por algún proceso complicado, para sacar su esencia... Realmente todo lo que necesitamos son vainas de vainilla, algún tipo de alcohol blanco con alta graduación, una botella de vidrio y un poco de tiempo y paciencia.
La verdadera razón del precio alto de este producto, es porque la vainilla se extrae de una orquídea y es un proceso delicado, ya que se recolecta a mano.
La buena noticia es que si se prepara en casa, ahorraremos unos cuantos euros, partiendo de que la vainilla es costosa; he encontrado un par de supermercados que por tan solo 0,99 céntimos un pack de 2 vainas de vainilla y eso está al alcance de cualquier bolsillo. Ahora os digo también que tengáis cuidado para que nos os timen, fijaos que las vainas están en paquetes cerrados y conservan su brillo, pues de lo contrario estarían secas y quebradizas. Siempre comprar en sitios de confianza!!   

Ingredientes:
Vainas de vainilla de buena calidad (regla de oro: 2 vainas de vainilla por 100 ml. de alcohol)
Un frasco o botella de vidrio esterilizada, con cierre hermético o tapón de corcho
Alcohol de buena calidad (he usado vodka, pero también podréis usar ron blanco, aguardiente... a vuestra elección)
Elaboración:
Para esta receta voy a preparar 100 ml. de extracto de vainilla y enseñaros como hacerlo, así que poner las vainas sobre la tabla de cortar y con la punta de un cuchillo bien afilado, abriremos por la mitad a lo largo, dejando solo uno de los extremos sin cortar. Aunque si os resulta más fácil, podéis partir la vainilla en varios trocitos... simplemente dejar la pulpa al descubierto y que el alcohol haga su trabajo.
A continuación colocamos las vainas de vainilla en la botella de vidrio elegida y verter el alcohol con ayuda de un embudo de cocina pequeño hasta casi llenarlo, la idea es cubrir las vainas por completo. Recordad: 2 vainas de vainilla por 100 ml. de alcohol, partiendo de aquí podéis hacer más cantidad... aunque como os dije, tampoco es necesario, ya que cuando se termine el líquido, podéis rellenar de nuevo y empezar el proceso desde el principio, así hasta un par de veces (2 vainas de vainilla cunden muchísimo!!).
Cerrar la botella y le damos una buena sacudida para que todo se mezcle.
Para conservarlo, buscar un lugar en vuestra cocina donde esté alejado de la luz solar directa, que no haya humedad y una temperatura constante para no obstaculizar el proceso de la infusión. Yo normalmente lo guardo en la alacena, detrás de los botes de arroz y legumbres. Sería bueno darle como mínimo 1 vez por semana una sacudida durante unas 8 semanas y obtendréis un perfecto extracto de vainilla hecho en casa!
¿Dónde y cómo lo uso? Pues vais a preparar un bizcocho, añadir una cucharada de vuestro extracto de vainilla a la masa, la crema chantilly no sería deliciosa sin un toque de vainilla, cuando hagáis galletas... etc. De todos modos, estad atentos a mis recetas, pues cuando use este preparado lo indicaré!!  

2 comentarios:

Kim I.M dijo...

Qué original! Mil gracias por compartirla, tengo que probarla ^^
Un besote!!

Manu dijo...

Gracias a ti Kim por tu mágica visita a mi pequeña cocina! :)