lunes, 25 de julio de 2011

Berenjenas encurtidas

Tengo la suerte y el privilegio de tener a mi familia en el pueblo y tienen una huerta donde siempre cultivan de todo tipo de verduras, hortalizas y frutas.
Cuando vamos de visita me llenan el maletero del coche hasta arriba de esas maravillas que dá la naturaleza y al principio en casa está bien, las voy cocinando eligiendo nuevas recetas y nuevas formas de comerlas, pero llega un punto en que vuelven ellos de visita y me vuelven a traer otro montón, encontrándome con el doble de verduras en la cocina... una locura!! Al final tengo que optar por utilizar nuevas técnicas para cuando llegue el triste invierno, tener la despensa bien abastecida y también porque disfruto cada segundo que paso en la cocina preparando este tipo de cositas.
Esta es una receta madre y os puede vale para otras verduras como por ejemplo zanahorias, calabacines, pepinos... etc.

Ingredientes:
1 kg. de berenjenas
1/2 litro de agua
1/2 litro de vinagre de vino blanco
Sal
Un buen puñado de orégano seco
2 chiles picados
3 o 4 dientes de ajo cortados en trozos toscamente
500 ml. de aceite mitad de girasol, mitad de oliva
Elaboración:
Echamos en una olla el agua junto al vinagre, un pellizco de sal y llevamos a ebullición.
Mientras tanto le quitamos el rabito a las berenjenas, las cortamos en rodajas de 1 cm. y luego en palitos medianos. Vamos echando por tandas a la olla dejando hervir unos 3 min.
Ahora haremos el aceite aromatizado donde las verduras van a reposar y a marinarse. En un cuenco echamos el orégano seco, los chiles, los dientes de ajo cortados y los aceites, removiendo bien para que todo se mezcle.
Con una espumadera nos ayudamos para ir sacando las berenjenas y las echamos rápidamente al cuenco de los aceites ya que es un entorno que las bacterias odian así evitaremos problemas para su conservación. Dejamos unos segundos y las vamos metiendo en el tarro esterilizado elegido con cierre hermético. Y así hasta terminar con toda la tandas de palitos de berenjenas. Rellenamos los botes con el aceite aromático sobrante del cuenco hasta arriba. Cerramos el tarro y le damos la vuelta (unos 30 seg.) para que las burbujas se vayan hacia arriba y el aceite impregne de todo su sabor y aroma las verduras.
Guardamos en la despensa como mínimo 1 mes y luego a disfrutar.
Lo podemos tomar añadiéndolo en una ensalada, sobre unas tostadas de pan, con trocitos de queso mozzarella, lo podemos comer así solo como si fuesen aceitunas aliñadas... se me hace la boca agua de pensarlo!!


Nota: Seguro que mas de uno/a habréis preguntado, y como puedo esterilizar los tarros?, pues hay dos formas: una es sumergirlos unos 10 min. en agua hirviendo y otra opción es meterlos en el horno a 170º C unos 10 min. luego los sácais teniendo cuidado de no quemaros y evitando tocar su interior y la tapa para no contaminarlos. Dejamos templar unos minutitos y luego los rellenamos con el contenido elegido. Esto también vale si vais a hacer mermeladas, confituras, frutas en almíbar...
Eso si, tendréis que elegir tarros que tengan el cristal grueso para que no se rompan por el calor y se entiende que los tarros deben estar bien limpios.
Si no tenéis tarros de cierre hermético, podéis utilizar otros tarros con tapa pero en cuanto hayáis rellenado su contenido tapadlo y lo sumergis en la olla con agua hirviendo hasta la mitad como si fuese al baño Maria unos min. la única diferencia es que no tenéis que llenarlos hasta arriba sino dejad un dedito para que pueda hacerse bien el cierre al vacio.

11 comentarios:

COPIA COCINA dijo...

QUE BIEN EXPLICADO,SI DAN GANAS DE IR A CUALQUIER HUERTO ,A COGER UNAS BERENGENAS Y HACER TU RECETA,DE HECHO LO VOY A HACER,SOLO QUE TENDRE QUE COMPRARLAS,UN BESO¡¡

Tara dijo...

Riquisimas seguro esta la pruebo fijo porque ya no se que hacer con tanta berenjena...un beso!!!

Gypunto dijo...

Mi madre las hace en vinagre, pero este año le diré que haga unas pocas de esta manera!. Gracias!

Loli dijo...

Me anoto la receta, me ha gustado mucho.
Un abrazo.

Manu dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, os digo que están ricas y como habeis leido muy fáciles de hacer. Muchos besos!!

Tuonela dijo...

Qué lujazo... yo podría comer berenjenas todos los días! Me encanta esta técnica y el montadito de facebook ni te cuento. Un besote.

La dieta mediterranea de Carmen dijo...

Yo tengo muchas berenjrenas también y me parece una muy buena idea...en el pueblo de mi padre (Daimiel) se hacía mucho pero con un tipo de berenjenas distino del que tenemos aquí..las tuyas cuáles son, díme..
Besos

Manu dijo...

Te pasa igual que yo Tuonela, es una verdura que me encanta y lo que sorprende es que la cocines como la cocines, transforma el plato por completo! bss
Pues las que he empleado Carmen para esta receta son las negras (las clásicas), pero como bien he puesto en el artículo, es una receta madre para utilizarla en muchas verduras como por ejemplo calabacines, pepinos, cualquier variedad de berenjenas... etc! bss

María Teresa dijo...

Me ha gustado mucho la receta,la voy a hacer porque me encanta, para mi marido que es diabético es una verdura que le va muy bien, el calabacín por ejemplo sube el azúcar y la berenjena no, se la hago de esta forma y la tengo lista siempre.
Un besoteeeeeeeee

Helena dijo...

Geniales que buenos consejos para hacer nuestras conservas caseras, muchas gracias Manu!! Besitos

Manu dijo...

Un besote fuerte chicas y gracias por pasaros por mi cocina mágica! :)