lunes, 19 de septiembre de 2011

Baked beans británicas

Llevaba mucho tiempo dándole vueltas, como podría preparar algun almuerzo rápido y fácil usando una lata de judías británicas, ya que en todo el tiempo que pasé viviendo en Inglaterra nunca me dió por probarlas porque me da "yuyu" eso de comer comida en lata. Pero conozco a la suegra de mi amigo Antonio que es de Yorkshire, por cierto muy buena cocinera y me aseguró que hay una marca de judías que son super naturales y con esas se pueden preparar platos para un día que no haya mucho tiempo para cocinar sin renunciar a una buena comida de mediodía (lunch time).

Ingredientes:
1 lata de beans en salsa de tomate
100 grs. de arroz basmati
200 grs. de carne picada de cerdo
Un pellizco de tomillo seco
1/2 cebolla, picada fina
1 pimiento verde, cortado en tiras
1 chile rojo, sin semillas y picado fino (opcional)
Sal y pimienta negra recién molida
Aceite de oliva
Elaboración:
En una cazuela con un chorrito de aceite de oliva, pochamos la cebolla hasta que comience a tomar color. Añadimos el pimiento y el chile, dejando cocinar unos min.
Luego incorporamos la carne picada junto con la lata de beans, salpimentamos bien y espolvoreamos con el tomillo por encima, añadiendo 1/2 vasito de agua si vemos que queda demasiado seco y dejamos cocinar unos 15 min. hasta que la carne esté bien hecha.
Mientras tanto cocemos el arroz en un cazo con agua hirviendo salada unos 14 min. Escurrimos y refrescamos bajo el grifo con agua fría.
Acompañaremos nuestro guiso de beans británicas con el arroz o por ejemplo con unas hojitas de lechuga aliñadas simplemente con un poco de zumo de limón y aceite de oliva, unas rebanadas de pan y listo para comer!.

3 comentarios:

Los blogs de María dijo...

Mi comadre, que pasó buenos años en Londres, de vez en cuando las hace, yo nunca las hice y reconozco que está buenas.

David Hernández dijo...

Un desayuno de campeones, la primera vez que me las pusieron me pareció exagerado para un desayuno, pero entrar y muy bien.

Un abrazo. Entre fogones con David.

Manu dijo...

Casi un almuerzo diría yo, de lo contundente que es, pero en Londres lo toman como bien sabeis casi todo el mundo para desayunar así da alegría empezar con energías renovadas! saludos.