jueves, 21 de febrero de 2013

Pudding de chocolate y naranja

Antes de daros la receta, os cuento que este pudding de la vieja escuela inglesa no se prepara al horno ni al micro; a pesar de oír a muchas personas que no tienen horno o se les ha averiado y piensan que ya no pueden hacer dulces... jejeje. Chicos/as, antaño no existían estos electrodomésticos y se cocinaban ricas preparaciones de repostería, dando resultados excelentes, valga como ejemplo este pequeño!
¿Cuál es la textura de un pudding? Pues diría que está entre el flan y el bizcocho, aunque se aleja mucho de estos dos; siendo único y delicado, acentuándose en el paladar en cada bocado, así que si queréis saber más; pues poneros manos a la obra! ;)
Mi gran satisfacción es llevar esta delicia a la mesa donde los comensales esperan ansiosos, y al partir las porciones, se quedan asombrados, viendo el corazón de naranja dentro del pudding; un espectáculo que merece la pena vivir, sobre todo ver la cara de los más peque de la casa!

Ingredientes:
1 naranja pequeña de piel fina
170 grs. de mantequilla
60 grs. de chocolate 70% pureza
200 grs. de harina de trigo
1/2 cuch. de gasificante en polvo (levadura)
60 grs. de cacao en polvo
150 grs. de azúcar blanco
1 cuch. de sirope dorado (gonden syrup)
3 huevos ecológicos
6 cuch. de leche entera
Elaboración:
Para empezar pondremos una olla hasta la mitad de agua a fuego medio, y en cuanto rompa a hervir, echamos la naranja, dejando cocer unos 10 min. aprox. (esto se hace para quitar parte de la acidez y se vuelva suave). Luego se saca del agua con ayuda de una espumadera o cucharón grande, dejando que temple a un lado. En esta misma agua hirviendo fundimos en un cazo al baño María la mantequilla con el chocolate negro.
Mientras tanto, mezclamos en un bol los huevos con el azúcar, el sirope y la leche hasta que quede homogéneo. Añadir la harina tamizada con la levadura, el cacao en polvo y el chocolate fundido con la mantequilla del cazo. Veremos que la mezcla va quedando muy compacta y difícil de remover, vamos por buen camino chavales!
Engrasamos con mantequilla y espolvorear con un pellizco de harina un molde redondo de unos 19 cm de diámetro y echaremos la mitad de la mezcla del bol. Ahora con la punta de un cuchillo pinchamos ligeramente toda la naranja y colocarla en medio del molde, cubriendo con el resto de la mezcla de chocolate bien repartido. Tapamos con un pliegue de papel de hornear y luego con otro de papel de aluminio, cerrando bien por los bordes para evitar que salga el relleno durante la cocción. Introducimos con cuidado de no quemarnos dentro de la olla con agua que debería cubrir un poco más de la mitad del recipiente; tapamos la olla y dejamos cocinar 2 horas aprox. Pasado este tiempo, dejaremos templar, desmoldamos y a comer!!
¿Cuáles son las precauciones que debemos tener en cuenta? Pues vigilar que en ningún momento se evapore toda el agua, añadiendo un poco si lo necesitase!

 

Sugerencia: Podéis acompañar con natilla casera, una cucharada de crème fraîche, helado del gusto que queráis, nata montada... etc.
Para los duendecillos y haditas curiosos que se estén preguntando; ¿la naranja del medio se come? Pues si queréis se puede comer, pero desechar la piel, porque está algo amarga de sabor.

10 comentarios:

Gnomito dijo...

Un postre muy original Manu; me ha encantado la naranja entera en el medio del pastel, así que me quedo con la idea y con un trocito para el café. Besicos

Belen dijo...

Me parece una maravillosa forma de hacer este pudin. Queda muy bonito con la naranja en el medio y tiene un corte espectacular. Ahora mismo apunto la receta, solo espero no se me escape del molde al cocer
Bss

EnLaLuna dijo...

Que delicia! Ha quedado una textura muy buena, que tentación!

Apolonia Rubio dijo...

Que buena idea Manu no conocia esta manera de cocinar un dulce sin horno ....desde luego que eres un artista, lo tendrè muy en cuenta... gracias por compartir este secreto con nosotros por lo menos yo es algo que acabo de descubrir por completo .... besos ..

carmen dijo...

Qué original, me ha gustado muchísimo,una forma muy distinta de presentar un pudding.
besos,

Manu dijo...

Gracias chic@s por pasaros y probar este delicioso postre! Feliz fin de semana!!

Jetsa dijo...

¡Um qué rico! Me llevo un cachito... Mejor 2... ¿Puedo 3 :P ?
Gracias, muy original y una gran tentación.

Manu dijo...

Invitada quedas Jetsa, tu pones el té para merendar! ;)

Raúl García dijo...

No conocía tu blog y guauuu!! Me ha encantado!! Así que me quedo por aquí para no perderme nada, por cierto, increible este dulce!! Tomo nota!! Un abrazo!!

Manu dijo...

Bienvenido a mi cocina mágica Raúl! Saludos