viernes, 24 de octubre de 2014

Chutney de membrillo

El Chutney o Chatni que conocemos es una especie de confitura especiada y en ocasiones picante, elaborada a base de frutas o verduras cocinadas en vinagre, azúcar, especias... etc, luego todo esto se aplasta o muele para conseguir la textura deseada, de ahí el significado de Chutney "aplastar".
Si de viaje por la India probáis el chutney (originario del Oeste del país), veréis que no tiene nada que ver con el popular, sino es más bien un adobo para carnes, pescado... o una salsa de acompañamiento a los papadums (entrantes), en vez de una variedad de confitura agridulce; esto se lo debemos a los ingleses que hicieron una adaptación durante su estancia en las Colonias Británicas en las Indias Orientales y del Raj, donde se incluyó frutas y verduras variadas para conseguir un sabor u otro. Digamos que han adoptado el preparado como propio al igual que las preparaciones a base de curry, pero no voy a entrar en polémica... diré que esta preparación tiene lo mejor de las dos culturas.
No existe una receta base de preparación, sino lo podéis hacer casi de cualquier variedad de frutas o verduras que se os ocurra, teniendo en cuenta el tiempo de cocción de cada. Las especias usadas tampoco siguen una regla estricta, pero os recomiendo la canela, clavos de olor, jengibre... y si queréis un toque picante, pues chile. La textura se varía si os gusta muy molida o con trocitos, por ejemplo en casa cada vez que preparo chutney me gusta que se vean los ingredientes, por eso lo dejo con trocitos; lo encuentro más divertido!

Ingredientes:
1 kg. de membrillos, sin la piel y el corazón
1 cebolla roja, picada en juliana
Un chorro de aceite de oliva
4 clavos de olor
2 hojas de laurel
180 grs. de azúcar moreno
150 ml. de vinagre de manzana
1 cuch. de 5 especias chinas
1 chile rojo, picado
200 ml. de agua
Un pellizco de tomillo seco
Un palito de canela
Un trocito de jengibre, picado
Elaboración:
Para comenzar con la receta tendremos que saltear en una cazuela grande de fondo pesado con un chorrito de aceite de oliva la cebolla, el jengibre y el chile hasta que la cebolla comience a dorar ligeramente. A continuación agregamos las hojas de laurel, los clavos de olor, el tomillo seco y el palito de canela, dar unas vueltas y regamos con el vinagre, dejando 1 minuto para que evapore.
Luego será el turno de añadir el membrillo con las 5 especias chinas, el azúcar y el agua, y dejaremos cocinar a fuego lento hasta ver que el membrillo está tierno y la preparación comience a espesar. Para terminar, retiramos del fuego y con cuidado envasar en frascos de cristal esterilizados (tal y como os he enseñado en varias ocasiones). Conservar en un lugar alejado de luz directa y humedad, hasta que lo vayáis a usar.




Sugerencias: Este delicioso chutney lo suelo usar cuando hago una barbacoa para acompañar la carne de cerdo o en algún asado al horno queda estupendo, en medio de una tabla de quesos acompañado de frutas del bosque o con un paté suave y tostas de pan. Vosotros/as ya le dais el uso que mejor os guste!!

4 comentarios:

Lorena dijo...

Ay, llevaba tiempo buscando un chutney de membrillo (me chiflan los chutneys, tengo dulce de membrillo hecho para aburrir y me siguen quedando, así que combinación perfecta!) y acabo de encontrar tu entrada!!
Esta semana lo hago. Gracias por la receta!

Manu dijo...

Me hace feliz leerte Lorena, que te haya gustado la receta y servido para dar uso a los membrillos. Esta fruta otoñal está poco valorada en los hogares siendo, la única preparación el dulce de membrillo! Pero como ves se le puede dar otros trabajos en la cocina. Saludos y gracias por tu visita!!

Anónimo dijo...

Lo hice.....sospecho que la indicación de "cuch." no fue bien explicada / interpretada. Le he puesto una cucharada grande (ya que la abreviatura de pequeña es otra) y creo que me ha quedado con un sabor prevalente de las especies chinas.....no se vé muy rico! La próxima vez le disminuiré.

Manu dijo...

Hola Anónimo! La indicación de cuch. es una cucharada grande como bien dices. Claro que queda este chutney especiado, es así, o por lo menos así debe ser. No se que percepción de "chutney" tienes, pero por lo general son bastante fuertes de sabor agridulces y especiados (recuerda que no es una mermelada). También puedes corregir la cantidad para adaptarla a tu paladar. Hay un refrán que dice: "para gustos, los colores"! Saludos