domingo, 9 de agosto de 2015

Helado de nata con salsa de cerezas

Con estos días de calor estival lo que apetece es tomar un buen helado, y mejor si es casero, con ingredientes naturales y todo hecho a mano. Viendo paso a paso el proceso es algo que a mi parecer me resulta mágico. Una vez me dijeron, si tenía algún problema en usar heladera para preparar helados? Pues claro que no tengo ningún inconveniente, pero mi cocina se basa en hacer todo lo más sencillo posible, para que todo el mundo tenga las mismas posibilidades de cocinar y aprender en este delicioso mundo gastronómico!! Y también me parece una "pijotada" usar heladera, la verdad!! jajajajaja

Ingredientes:
400 grs. de nata para montar (35% m.g.)
120 grs. de azúcar blanco
3 clara de huevos ecológicos
Unas gotas de zumo de limón
Un pellizco de sal marina
Para la salsa de cerezas:
300 grs. de cerezas, sin el hueso
2 cuch. de azúcar blanco
2 cuch. de agua mineral
Elaboración:
En un bol montamos las claras con la mitad del azúcar, un pellizco de sal y unas gotas de zumo de limón hasta que monten a punto de nieve, y reservamos en la nevera.
Ahora en otro bol batir la nata bien fría con la otra mitad del azúcar, hasta que nos quede firme, y seguidamente añadiremos las claras con movimientos envolventes ayudados de una lengua pastelera hasta incorporar. Rápidamente llevar de nuevo a la nevera y así asentar la preparación. Dejamos reposar unos 30 minutos y verter el preparado en un recipiente bajo, con capacidad de 1 litro aprox. (una tarrina de helado vacía, por ejemplo). Meter al congelador.
Mientras tanto, preparamos la salsa de cerezas, echando en una sartén a fuego lento todos los ingredientes, removiendo de vez en cuando, con unos 10 minutos debería ser suficiente o hasta ver que comienza a espesar un poco. Si queréis la salsa de cerezas sin trocitos, podéis pasar la batidora, pero si no os importa encontraros pedacitos de fruta, pues la dejáis así. Me encanta encontrarme trocitos, así que elijo esta opción!! :)
Sacamos el recipiente del congelador y veréis que ha comenzado a congelar por los bordes; con una varilla de mano o tenedor iremos removiendo suavemente pero con firmeza para romper los cristales de hielo que hayan podido formarse, e ir incorporando aire extra a la preparación. Devolver el recipiente de nuevo al congelador y repetiremos esta operación unas 2 veces más, cada hora aprox. (dependiendo del tipo de máquina que tengáis en casa), (y estar pendientes, que no se os olvide, ehhh).
Justo cuando pase el tiempo del último batido, será momento de incorporar la salsa de cerezas y remover con un palito de madera (de brochetas, por ejemplo), formando vetas sobre el helado; es un acto delicioso que os encantará como queda y tendréis la tentación de probar!!
Devolver al congelador, dejáis otra hora reposar antes de meter una buena cuchara heladera y sacar un par de bolas de este cremoso helado casero de nata con un toque de salsa de cerezas... placer celestial!!



4 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Que rico te quedó y ademas muy cremoso de esta manera tradicional.Gracias y buenas noches.Doris

Manu dijo...

Anímate a prepararlo Doris, te gustará pues tiene una textura muy cremosa!! Saludos y feliz verano

Disfruta Conmigo dijo...

Hola le invito a que siga mi blog en este link http://mibonitolugar.blogspot.com.es

Manu dijo...

Gracias Disfruta Conmigo, lo mismo te digo, si te gusta mi cocina te invito a que sigas mi blog! Saludos