domingo, 8 de mayo de 2016

Pollo sentado o pollo a la cerveza

Una manera muy divertida y deliciosa de cocinar un pollo al horno. Con pocos ingredientes y algo de tiempo, obtendréis un rico almuerzo para reunir a toda la familia en torno a la mesa, donde habrá sorpresas cuando vean el resultado final!
Realmente el vapor de la cerveza cocina el interior del ave, volviendo la carne muy tierna y jugosa, tan solo tendréis que elegir bien los ingredientes aromáticos y respetar el tiempo de horneado. Además para los que no bebáis alcohol, no tengáis miedo, pues el calor del horno lo evapora y dará un toque rico.

Ingredientes:
1 pollo entero de 1,700 kg. aprox., de cría ecológica
1 lata de cerveza de 330 ml., de buena calidad
1 cucharadita de semillas de cilantro
1 cucharadita de semillas de hinojo
1 cucharada de semillas de comino
1 cucharadita de pimentón ahumado
1/2 cucharada de chile rojo molido
2 ramitas de romero, sólo las hojas
Sal y pimienta negra recién molida
Aceite de oliva
2 patatas medianas, lavadas, peladas y cortadas en rodajas de 2 cm. de grosor
Elaboración:
Precalentar el horno a 200º C.
Mientras tanto, sacamos el pollo de la nevera para que tome temperatura ambiente.
En un mortero echamos las semillas de cilantro, hinojo, comino junto con un buen pellizco de sal y pimienta negra y majamos hasta que todo esté bien molido. A continuación añadiremos el pimentón, el chile molido y un buen chorrito de aceite de oliva, y con el mismo mazo iremos mezclando hasta obtener una pasta aromática. Con este preparado frotamos el pollo por dentro y por fuera usando las manos para asegurarse de quedar bien embadurnado (si sois delicados/as, podéis usar un pincel de repostería).
Ahora abrimos la cerveza y echamos la mitad en un vaso, pues tan solo necesitamos media lata, colocándola en medio de una bandeja grande de hornear, e introducimos la lata dentro de la cavidad del pollo en sentido vertical; como si el pollo estuviese sentado sobre la bandeja (mirad la foto). Aseguraos de que está bien asentado para evitar que se caiga durante el horneado. Cuando veáis el ave de esta forma os dará risa y pensaréis que es algo vergonzoso, pero confiad en mí, quedará delicioso! Una vez tengamos el pollo listo, espolvoreamos con las hojitas de romero por encima y meter al horno en la parte de abajo aprox. 1 hora y 40 min. o hasta ver que la carne ha tomado un precioso color dorado y al pinchar con la punta de un cuchillo sobre el muslo, los jugos salen claros. También depende de cada horno, así que a lo mejor tendréis que dejar unos minutos más de horneado, sino está listo!
Cuando queden unos 20 minutos para terminar el tiempo de horneado, disponer en la bandeja las rodajas de patatas para que se cocinen con los jugos que habrá soltado el asado.
Una vez terminado, colocar el pollo en posición horizontal suavemente sobre la bandeja, retirar la lata con cuidado y llevar a la mesa. Buen provecho familia!!


3 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Que bueno en casa le gusta mucho a mis hijos.Te quedó fantástico.Bsssss

Éowyn dijo...

Tiene una pinta riquísima! Tengo que probar hacerlo!
Un saludo!

Manu dijo...

Muchas gracias chicas por vuestra visita. Es una forma rica y divertida de preparar un pollo asado al horno! :D