domingo, 16 de octubre de 2011

Tarta frola rellena con crema de membrillo

Esta tarta con el nombre que me encanta, es muy típica de Argentina, Paraguay y Uruguay. Consiste en una masa llamada pasta o masa frola rellena por lo general con dulce de membrillo, aunque también existen variantes con dulce de boniato o batata, dulce de guayaba o dulce de leche. Adornada con tiras de la misma masa en forma enrejada, luego se hornea, convirtiéndose en una maravillosa merienda o como acompañante del mate.
Dicen los expertos que su nacimiento está en Italia, en la masa crostata (un dulce tradicional relleno de mermelada o con trozos de frutas, crema pastelera e incluso en el centro de Italia existe una variedad llamada crostata di ricotta, cambiando la mermelada por queso ricotta mezclado con azúcar, cacao o trozos de chocolate y licor anisetta). Aunque también se baraja la posibilidad que en la repostería suiza pudiese estar su origen, ya que existe una tarta similar (tarta linzer o linzer torte) pero rellena de dulce de frambuesa y la masa está aromatizada con canela.

Ingredientes:
300 grs. de harina de trigo
1 sobre de levadura en polvo
1 cuch. de esencia de vainilla
150 grs. de mantequilla
1 cuch. de bicarbonato sódico
4 cuch. de azúcar blanco
1 huevo ecológico
1/2 vaso de leche
500 grs. de crema de membrillo casera (receta del blog)
Elaboración:
Con ayuda por ejemplo de un colador, tamizaremos en un bol grande la harina, la levadura, el bicarbonato y mezclamos con las manos la mantequilla hasta que nos quede una pasta, como si fuesen migas de pan. Ahora incorporamos el azúcar, el huevo, la esencia de vainilla y la leche, trabajando bien la masa sobre la mesa de trabajo hasta que nos quede uniforme y ligera. Dividimos la masa en dos partes y cada mitad la envolvemos con papel film, dejándola reposar en la nevera unos 30 min.
Después, colocaremos en el molde enharinado elegido una de las dos mitades de masa para formar la base de la tarta y con la palma de la mano vamos haciéndole presión, hasta estirarla forrando por dentro el molde, dejando mas o menos 1 cm de grosor. Dentro vertemos la crema de membrillo, extendiéndola con una paleta de repostería o el revés de una cucharilla.
La otra mitad de masa la estiramos y le damos forma de un rollito fino, cortándola a medida del diámetro del molde y colocamos tiras sobre la tarta dando forma de enrejado. Pintamos con mantequilla derretida y horneamos 25 min. a 180º C.


10 comentarios:

the sisters kitchen dijo...

Qué casualidad que ayer preparé membrillo, ya tengo una manera de aprovecharlo! Gracias por compartir la receta!

Manu dijo...

Gracias chicas! es otra opción de aprovechar el dulce de membrillo, aunque tomado solo sobre tostadas está muy bueno! feliz domingo!

Los blogs de María dijo...

Ummmm que ricaaaaa

jorgito dijo...

Tengo que animarme hacerla, una de mis seguidoras Argentina me envió la receta y todavía sigo animándome hacerla, eso que dispongo de membrillo casero...

Un saludo, Los Caprichos de Jorge

Manu dijo...

Hola María! gracias por pasarte por mi cocina! un beso muy grande!
Jorgito! no te digo na de na! a ver si te animas chiquillo y pruebas esta receta, que como ves, no tiene mucho misterio y está de chuparse los dedos!! un abrazo campeón!

el horno de Maria dijo...

Muy buena tu receta y fácil gracias por compartir te sigo un bs

carmen dijo...

Simplemente qué ricaaaa! Bss

Manu dijo...

Gracias chicas! no dejéis de pasaros por mi cocina que siempre estáis invitadas a comer! bss

el horno de Maria dijo...

Esta semana haré dulce de membrillo,me gusta tu receta,otro bs jejejje

Manu dijo...

Cuando la pruebes ya verás que suave y rica está María! no te olvides de decirme que te ha parecido! ;)