lunes, 17 de octubre de 2011

Crema de membrillo

Fruta rica el membrillo, aunque en natural está bastante ácida y áspera de sabor, pero cuando se cocina salen unas delicias riquísimas y es muy aromático.
En mi pueblo a septiembre se le llama "el veranillo del membrillo" es cuando está en plena maduración.
Esta crema está indicada para quien quiera elaborar dulce de membrillo, pero no tienen paciencia para estar removiendo sin parar hasta que espese a fuego lento, así que os doy esta opción porque es estupenda.
Además de la gran cantidad de calorías que contiene por a la cantidad de azúcar empleado, puedo señalar los hidratos de carbono, fibra presente en toda la fruta, calcio, magnesio, vitamina C en pequeñas cantidades y una fuente de potasio.
El consumo de membrillo produce efectos astringente, además tiene propiedades desinfectantes y favorece la eliminación del ácido úrico. Indicado para problemas de gastritis, úlceras gastroduodenales, síndrome del intestino irritable, resfriados, diarreas, faringitis, bronquitis. Las semillas se utilizan por vía externa en forma de pasta machacada como un emplasto para las fisuras anales, grietas en los senos, sabañones producidos por el frío, hemorroides y escaldaduras. Incluso aplicando la fruta en rodajas sobre la cara como una mascarilla, ayuda a quitar las arrugas.
Las hojas hervidas del árbol en infusión, quitan la tos y bajan la fiebre.

Ingredientes:
1 kg. de membrillo, bien limpios y cortados en cuartos
800 grs. de azúcar blanco
1 palito de canela
La piel de 1 limón
1 cuch. de canela molida
Elaboración:
Antes de comenzar con la receta, os quiero decir que casi siempre la gente utiliza la misma cantidad del peso de membrillo que de azúcar, pero a mi personalmente no me gusta tan dulzón, prefiero que tenga esa pincelada de acidez del membrillo porque así se siente el auténtico sabor de lo que estas comiendo.
A diferencia de los muchos sibaritas que conozco, y sus intentos fallidos para que le cuajase el dulce de membrillo, porque cuando iban a elaborarlo, le retiraban la piel, las pepitas y el corazón, donde realmente contienen la gelatina que ayuda a espesar el dulce, así que todo luego va molido y no os encontraréis trocitos, o si sois muy pijos lo pasáis por un chino para que quede completamente limpio.
Colocamos una olla con agua a fuego y cocemos los trozos de membrillo junto al palo de canela y la piel del limón unos 20 min. hasta que la pulpa de la fruta está bastante blandita. Escurrimos y dejamos enfriar.
Luego, lo volvemos a echar en la misma olla con la cascara del limón (para darle un sabor afrodisíaco), el azúcar y 1/2 vasito de agua, para ayudar a que todo se fusione bien. Ponemos a fuego lento, e iremos removiendo lentamente hasta ver que todo esté mezclado. Pasamos la batidora y molemos hasta que quede como una pasta sin grumos, (si queréis, es el momento de colarlo por el chino para no encontraros trocitos de nada) y lo vais removiendo sin parar un buen rato hasta que comience a burbujear y se despegue de las paredes de la olla. Deberéis de tener paciencia, ya que este es el momento mas pesado de la receta, y hay que estar pendiente para que no se nos queme.
Cuando observemos que está bastante espesito, retiramos del fuego y dejamos templar. Después lo pasamos a un recipiente o molde para que se enfríe.
Si queréis el típico dulce de membrillo o carne de membrillo como se le llama en mi pueblo, tendréis que dejarlo otro poco al fuego hasta que espese aún mas. Pero esta receta es crema de membrillo, así que para mi está bien!.


Sugerencia: Todos conocemos la posibilidad de tomarlo junto a su complemento en la mesa, mi querido queso fresco, pero, y si os digo que os puede valer para rellenar un bizcocho o una tarta?, incluso para dar cuerpo a un asado de cerdo, las posibilidades son miles. Así que, en la próxima receta os daré un truco para que lo podáis utilizar como relleno de una tarta!.

6 comentarios:

Los blogs de María dijo...

El año pasado lo hice un par de veces y quedé totalmente satisfecha tanto con el sabor como por sus multiples uso a posteriori, este año estoy deseando de hacerla de nuevo. Tu receta se ve bien rica

carmen dijo...

Manu, yo lo hacía siempre por el metodo tradicional, pero este año lo he hecho con la thermomix, me la han dejado, y es una diferencia, porque no se tarda casi nada, y no tienes que estar removiendo continuamente.
La receta todavía no la he publicado, pero en breve la pondré.
besos

Loly dijo...

A mi el membrillo casero me gusta de cualquier manera, en carne, en crema, especiado, solo, con queso.....me da igual. Me han pasado hace tiempo la formula más facil de elaborarlo. Sale siempre y queda increíble y no hay que estar removiendo ni pendiente de que se pegue. Os la dejo aquí:
http://ogarfelo.blogspot.com/2011/09/dulce-de-membrillo-casero-la-receta-mas.html

Manu dijo...

Me alegro un montón chicas que os haya gustado mi crema de membrillo, como veis es un postre muy fácil y tienes razón María, no solo es el postre en si, sino que luego da mucho juego para múltiples recetas!
Yo Carmen si te digo la verdad, me regalaron la termomix y la devolví, es que no le daba uso ninguno, llámame tonto si quieres, pero prefiero hacer yo mismo a fuego lento toda la comida! eso para mi es una pijotada!! jajaja
Y Loly, gracias por pasarte por mi cocina. Voy a ver la página que me has dejado el enlace, que seguro que está interesante de leer! siempre se aprenden cositas nuevas!!
Un beso en forma de queso para las tres!!

copia cocina dijo...

Manu,estoy contigo ,no es lo mismo hacer una mermelada casera con tu olla estando pendiente en todo que con la thermomix,no sale ni parecido,sabes voy a comprar membrillos y voy a probar como me sale,luego te cuento¡¡

Manu dijo...

Si, jajaja, Copi creo que hablamos en el mismo idioma, como dos buenos tauros que somos! un beso guapísima!