miércoles, 18 de noviembre de 2015

Bizcocho de vainilla y chocolate (Chocolate marble cake)

Marble cake o pastel de mármol se originó a finales del siglo XIX en Inglaterra durante la época victoriana. Una forma de mezclar dos ingredientes potentes "chocolate y vainilla" en un mismo pastel, además de crear una combinación preciosa de dos colores. Aunque en sus primeros intentos, los pasteleros usaban melaza y especias para lograr oscurecer la masa en vez de chocolate. A este bizcocho también se le conoce como "torta de Arlequín" en varias regiones de Reino Unido.
Este pastel era el favorito de la reina Victoria, y los pasteleros de palacio crearon pequeños y delicados cakes, usando la receta original pero con el tamaño ideal para acompañar la hora del té (un clásico inglés).
El nombre se debe cuando al cortarse, recuerda a un trozo de mármol veteado.
Esta receta se extendió por el recién creado país de Alemania y allí se comenzó a variar de formas, con moldes imitando a un tablero de damas o ajedrez. Más adelante los inmigrantes alemanes se encargaron de llevar consigo la receta a Estados Unidos donde se hizo aún más popular, y se comenzó a variar añadiendo frutos secos o pasas, en un intento de fusionar el marble cake con el plum cake... cosas mágicas que suceden en las cocinas!
Para crear diferentes formas de bizcocho, podéis usar moldes variados y añadir a la masa de vainilla pequeños pegotes de masa chocolateada distribuida por la superficie, alternando a partes iguales sobre el molde y formar las vetas características, verter sobre el molde a la vez las dos masas... o como lo preparo en la receta. Usad la imaginación y la magia hará el resto!!

Ingredientes:
Para el bizcocho de vainilla:
200 grs. de harina de trigo, tamizada
180 grs. de mantequilla, a temperatura ambiente
180 grs. de azúcar blanco
1 cuch. grande de extracto de vainilla
4 huevos grandes ecológicos
1 cuch. pequeña de levadura química
Para la salsa de chocolate:
60 grs. de chocolate (70% pureza), en trozos
1 nuez de mantequilla
4 cuch. grandes de leche entera
Elaboración:
Comenzamos precalentando el horno a 180º C.
Engrasar un molde rectangular con un poco de mantequilla y harina para evitar que se pegue el cake durante el horneado.
En un bol grande, mezclamos bien la mantequilla con el azúcar, e ir incorporando de uno en uno los huevos. Seguidamente espolvorear la harina con la levadura sin dejar de remover, hasta que nos quede una masa suave y homogénea.
Ahora derretimos en un cazo al baño María el chocolate con la mantequilla y la leche para la salsa de chocolate. Retirar del fuego y dejaremos a un lado hasta que temple ligeramente.
Separamos 1/3 de la masa en otro bol y en la de menos cantidad, agregamos la salsa de chocolate para colorearla. A continuación verter el molde rectangular la masa de vainilla y justo en medio la masa de chocolate, se creará un precioso color durante la cocción; os encantará!!
Horneamos unos 45 minutos, o hasta introducir un palillo y ver que sale limpio, estará listo. Dejar enfriar antes de desmoldar el bizcocho y a comer!!



2 comentarios:

Éowyn dijo...

Manu,
Qué pinta más rica se ve a ese bizcocho. Me encanta esa combinación. Sin duda probaré hacerlo. Gracia por traernos tus recetas.

Un saludo!

Manu dijo...

Para pasar una tarde entretenida en la cocina, este bizcocho es ideal! Saludos Éowyn y feliz fin de semana!! :)